El presidente chino Xi Jinping se reúne con el presidente estadounidense Joe Biden
16 de noviembre de 2023

El presidente chino Xi Jinping se reúne con el presidente estadounidense Joe Biden

Por La redacción

El 15 de noviembre, hora local, el presidente Xi Jinping y el presidente estadounidense Joe Biden celebraron una reunión cumbre en Filoli Estate, San Francisco. Los dos jefes de Estado mantuvieron un intercambio sincero y profundo de opiniones sobre cuestiones estratégicas y generales críticas para la dirección de las relaciones entre China y Estados Unidos y sobre cuestiones importantes que afectan la paz y el desarrollo mundiales.

El presidente Xi Jinping señaló que hay dos opciones para China y Estados Unidos en la era de transformaciones globales no vistas en un siglo: una es mejorar la solidaridad y la cooperación y unir esfuerzos para enfrentar los desafíos globales y promover la seguridad y la prosperidad globales; y el otro es aferrarse a la mentalidad de suma cero, provocar rivalidad y confrontación y llevar al mundo hacia la agitación y la división. Las dos opciones apuntan a dos direcciones diferentes que decidirán el futuro de la humanidad y del Planeta Tierra. La relación China-Estados Unidos, que es la relación bilateral más importante del mundo, debe percibirse y visualizarse en este contexto amplio. Para China y Estados Unidos, darse la espalda mutuamente no es una opción. No es realista que un lado remodele al otro. Y el conflicto y la confrontación tienen consecuencias insoportables para ambas partes. La competencia entre los grandes países no puede resolver los problemas que enfrentan China, Estados Unidos o el mundo. El mundo es lo suficientemente grande como para albergar a ambos países, y el éxito de un país es una oportunidad para el otro.

El presidente Xi Jinping explicó las características esenciales de la modernización china y su importancia, las perspectivas de desarrollo de China y su intención estratégica. Señaló que el desarrollo de China está impulsado por su lógica y dinámica inherentes. China está promoviendo el gran rejuvenecimiento de la nación china en todos los frentes a través de la modernización china. No tomará el viejo camino de la colonización y el saqueo, ni el camino equivocado de buscar la hegemonía con fuerza creciente. No exporta su ideología ni participa en confrontaciones ideológicas con ningún país. China no tiene un plan para superar o desbancar a Estados Unidos. Del mismo modo, Estados Unidos no debería planear reprimir y contener a China.

Leer también:  Historias de inmigrantes- Una mujer china rompe la barrera de género – AsAmNews

El presidente Xi Jinping señaló que el respeto mutuo, la coexistencia pacífica y la cooperación beneficiosa para todos son las lecciones que aprendimos de 50 años de relaciones entre China y Estados Unidos, así como de los conflictos entre los principales países de la historia. China y Estados Unidos deberían hacer muchos esfuerzos para seguirlos. Mientras los dos países se respeten mutuamente, coexistan en paz y busquen una cooperación de beneficio mutuo, serán plenamente capaces de superar las diferencias y encontrar la manera correcta para que los dos países principales se lleven bien. El año pasado en Bali, la parte estadounidense declaró que no busca cambiar el sistema de China, iniciar una nueva Guerra Fría, revitalizar sus alianzas contra China, apoyar la “independencia de Taiwán” ni entablar un conflicto con China.

En San Francisco, China y Estados Unidos deberían asumir una nueva visión y construir juntos cinco pilares para las relaciones entre China y Estados Unidos.

En primer lugar, desarrollar conjuntamente una percepción correcta. China está constantemente comprometida a tener una relación estable, saludable y sostenible con Estados Unidos. Al mismo tiempo, China tiene intereses que deben salvaguardarse, principios que deben defenderse y líneas rojas que no deben cruzarse. Esperamos que los dos países puedan ser socios que se respeten mutuamente y coexistan en paz.

En segundo lugar, gestionar de forma conjunta los desacuerdos de forma eficaz. Los desacuerdos no deberían ser un abismo que mantenga separados a los dos países. En cambio, las dos partes deberían buscar maneras de construir puentes que les ayuden a caminar uno hacia el otro. Es importante que aprecien los principios y las líneas rojas de cada uno, y que se abstengan de dar vueltas, ser provocativos y cruzar las líneas. Deberían tener más comunicaciones, más diálogos y más consultas, y manejar con calma sus diferencias y sus accidentes.

En tercer lugar, promover conjuntamente una cooperación mutuamente beneficiosa. China y Estados Unidos tienen amplios intereses comunes en una amplia gama de áreas, incluidas áreas tradicionales como la economía, el comercio y la agricultura, así como áreas emergentes como el cambio climático y la inteligencia artificial (IA). Es importante utilizar plenamente los mecanismos nuevos y restaurados en política exterior, economía, finanzas, comercio, agricultura y otros campos, y llevar a cabo la cooperación en áreas como antinarcóticos, asuntos judiciales y policiales, inteligencia artificial y ciencia y tecnología.

Leer también:  Quebecor expande la marca inalámbrica de descuento Fizz a cuatro provincias

Cuarto, asumir responsabilidades conjuntas como países importantes. Los problemas que enfrenta la sociedad humana no pueden resolverse sin la cooperación entre los principales países. China y Estados Unidos deben predicar con el ejemplo, intensificar la coordinación y la cooperación en cuestiones internacionales y regionales y proporcionar más bienes públicos para el mundo. Las dos partes deben mantener abiertas sus iniciativas entre sí, o coordinarlas y conectarlas para lograr sinergias.

Quinto, promover conjuntamente los intercambios entre pueblos. Las dos partes deben aumentar los vuelos directos, promover la cooperación turística, ampliar los intercambios subnacionales, fortalecer la cooperación educativa y alentar y apoyar mayores interacciones y comunicación entre sus pueblos.

El presidente Xi Jinping explicó la posición de principios de China sobre la cuestión de Taiwán. Señaló que la cuestión de Taiwán sigue siendo el tema más importante y delicado en las relaciones entre China y Estados Unidos. China toma en serio las declaraciones positivas hechas por los Estados Unidos en la reunión de Bali. La parte estadounidense debería tomar medidas reales para cumplir su compromiso de no apoyar la “independencia de Taiwán”, dejar de armar a Taiwán y apoyar la reunificación pacífica de China. China logrará la reunificación y esto es imparable.

El presidente Xi Jinping señaló que las acciones de Estados Unidos contra China en materia de control de exportaciones, control de inversiones y sanciones unilaterales perjudican gravemente los intereses legítimos de China. Sofocar el progreso tecnológico de China no es más que una medida para contener el desarrollo de alta calidad de China y privar al pueblo chino de su derecho al desarrollo. El desarrollo y el crecimiento de China, impulsados ​​por su propia lógica inherente, no serán detenidos por fuerzas externas. Es importante que la parte estadounidense tome en serio las preocupaciones de China y adopte medidas tangibles para levantar sus sanciones unilaterales a fin de proporcionar un entorno igualitario, justo y no discriminatorio para las empresas chinas.

Los dos presidentes reconocieron los esfuerzos de sus respectivos equipos para discutir el desarrollo de principios relacionados con las relaciones entre China y Estados Unidos desde la reunión en Bali. Destacaron la importancia de que todos los países se traten unos a otros con respeto y encuentren una manera de convivir pacíficamente, y de mantener líneas de comunicación abiertas, prevenir conflictos, defender la Carta de las Naciones Unidas, cooperar en áreas de interés compartido y gestionar responsablemente la competencia. aspectos de la relación. Los dirigentes acogieron con satisfacción la continuación de los debates a este respecto.

Leer también:  Las últimas acciones de vehículos eléctricos de China enfrentan una recepción incierta en Nueva York

Los dos presidentes acordaron promover y fortalecer el diálogo y la cooperación entre los dos países en diversas áreas, incluidas las conversaciones entre los gobiernos de China y Estados Unidos sobre IA y el establecimiento de un grupo de trabajo sobre cooperación antinarcóticos. Acordaron reanudar, sobre la base de la igualdad y el respeto, la comunicación de alto nivel entre militares, las conversaciones de coordinación de políticas de defensa entre China y Estados Unidos y las reuniones del Acuerdo Consultivo Marítimo Militar entre China y Estados Unidos, y llevar a cabo conversaciones telefónicas entre los comandantes de teatro. También acordaron comprometerse a trabajar para lograr un aumento significativo de los vuelos regulares de pasajeros a principios del próximo año; y ampliar los intercambios educativos, estudiantiles, juveniles, culturales, deportivos y empresariales.

Los dos líderes subrayaron la importancia de trabajar juntos para acelerar los esfuerzos para abordar la crisis climática en esta década crítica. Acogieron con beneplácito los recientes debates positivos entre sus respectivos enviados especiales para el clima, incluidas las acciones nacionales para reducir las emisiones en la década de 2020 y los enfoques comunes para una COP28 exitosa y la puesta en funcionamiento del Grupo de Trabajo para mejorar la acción climática en la década de 2020 para acelerar acciones climáticas concretas. .