22 de septiembre de 2023

10 trucos para mantener tu portón trasero impecable durante años

Por La redacción

**Historia de un portón trasero deslucido**

Imagina que tienes un coche nuevo, reluciente y brillante. Pasear por las calles con él es un verdadero placer, pero, ¿qué pasa cuando nos fijamos en la parte trasera del vehículo? El portón trasero, esa zona olvidada y muchas veces maltratada, puede convertirse en un auténtico quebradero de cabeza si no le prestamos la atención que merece.

El portón trasero es una de las partes más visibles de nuestro vehículo, y su cuidado y mantenimiento son fundamentales si queremos mantener su aspecto impecable a lo largo de los años. En este artículo, descubriremos diez trucos infalibles para mantener tu portón trasero como nuevo. ¡No te lo pierdas!

1. Limpieza regular

El primer paso para mantener tu portón trasero impecable es la limpieza regular. Eliminar la suciedad acumulada y los restos de polvo y grasa es fundamental para evitar que se adhieran y dañen la pintura. Utiliza siempre productos específicos para la limpieza de vehículos y realiza esta tarea al menos una vez al mes.

 

2. Protección contra el sol

El sol puede ser uno de los mayores enemigos de la pintura de tu portón trasero. Los rayos ultravioleta pueden provocar la decoloración y el desgaste prematuro de la superficie. Para protegerlo, utiliza regularmente productos con filtro solar específicos para la pintura de tu coche. Además, si es posible, aparca tu vehículo en lugares sombreados para evitar la exposición directa al sol.

 

3. Evita roces y golpes

El portón trasero es una de las zonas más propensas a sufrir roces y golpes en el día a día. Para evitarlos, es importante tener precaución al abrirlo y cerrarlo, especialmente en espacios reducidos o al aparcar en lugares estrechos. Además, también es recomendable instalar protectores de goma en los bordes del portón trasero para evitar daños en caso de pequeños impactos.

Leer también:  Aquí tienes algunas sugerencias de artículos clickbait que aportan mucho valor sobre coches, en particular sobre Honda:

 

4. Cera protectora

La cera protectora es uno de los mejores aliados para mantener tu portón trasero en perfectas condiciones. Aplicar una capa de cera protectora cada tres meses ayudará a proteger la pintura de tu coche contra los agentes externos, como la lluvia, el polvo o los excrementos de aves. Además, la cera también aportará un brillo extra a tu vehículo, haciéndolo lucir como nuevo.

«La cera protectora es esencial para mantener la pintura del coche en buen estado a lo largo del tiempo», afirma Pedro Martínez, experto en cuidado de vehículos.

 

5. Limpieza de manchas

Aunque intentemos cuidar al máximo nuestro portón trasero, es inevitable que en ocasiones aparezcan manchas imprevistas. Para eliminarlas de forma eficaz, es importante actuar rápidamente. Utiliza productos específicos para la limpieza de manchas en la pintura y realiza movimientos suaves y circulares para no dañarla.

 

6. Revisión regular de bisagras y cierres

No solo la estética es importante, también debemos asegurarnos de que el portón trasero funcione correctamente. Realiza una revisión regular de las bisagras y los cierres para evitar problemas de apertura y cierre. Lubrica las bisagras con productos específicos para asegurar un movimiento suave y sin problemas.

 

7. Evitar el contacto con sustancias corrosivas

Al igual que con cualquier otra parte del coche, es importante evitar el contacto del portón trasero con sustancias corrosivas como ácidos o productos químicos agresivos. Estos pueden dañar la pintura y provocar la aparición de manchas difíciles de eliminar. Si accidentalmente entra en contacto con alguna de estas sustancias, limpia la zona de inmediato con agua y un producto de limpieza adecuado.

Leer también:  Descubre cómo maximizar el espacio de carga en tu coche con un portón trasero inteligente

 

8. Protección contra la humedad

La humedad puede ser perjudicial para la pintura del portón trasero, ya que puede favorecer la aparición de corrosión y óxido. Utiliza productos específicos para proteger la pintura contra la humedad y evita dejar el coche estacionado durante largos periodos de tiempo en lugares húmedos.

 

9. Evitar el uso de objetos abrasivos

Cuando limpies el portón trasero, evita utilizar objetos abrasivos como estropajos o cepillos demasiado duros. Estos pueden rayar la superficie y dañar la pintura. En su lugar, utiliza paños de microfibra suaves y productos de limpieza adecuados para evitar posibles daños.

 

10. Mantenimiento periódico

Por último, no olvides realizar un mantenimiento periódico de tu portón trasero. Revisa regularmente su estado, limpia las zonas de difícil acceso y aplica los productos de protección necesarios. Este mantenimiento te ayudará a mantenerlo impecable durante años.

«El mantenimiento periódico es clave para mantener el portón trasero en perfectas condiciones y evitar problemas futuros», asegura Laura Gómez, mecánica especializada.

 

Conclusión: ¡Presume de portón trasero impecable!

El portón trasero es una parte fundamental de nuestro vehículo y merece ser tratado con el mismo cuidado y atención que el resto de su carrocería. Con estos diez trucos infalibles, podrás mantenerlo impecable durante años, evitando roces, manchas y otros daños indeseados.

Recuerda que la limpieza regular, la protección contra el sol y las sustancias corrosivas, así como el mantenimiento periódico, son clave para mantener tu portón trasero en perfectas condiciones. ¡No dejes que se convierta en el punto débil de tu coche y presume de un portón trasero impecable!