“No tengo ningún inconveniente ir a una primaria”

Una de las primeras acciones que Sergio Gahona efectuó tras dejar la Intendencia Regional, el pasado jueves, fue enviar una nítida señal política respecto a su futuro. Dejar en claro que no sale con un traje a la medida como candidato a diputado y que se someterá a lo que determine la UDI, sobre todo una primaria. Pero, además, buscó no perder el tiempo. En el trayecto a un café en el centro de La Serena, donde concedió la entrevista a diario El Día, no desaprovechó la oportunidad de conectarse con la gente y comenzar su campaña. Además, en su primera entrevista política aprovechó de hacer un balance sobre su gestión. Admite estar satisfecho y que logró entablar diálogos y efectuar un trabajo conjunto con la comunidad. “Fueron dos años de intenso trabajo, muchos aciertos y de errores también. Eso nos permitió avanzar en muchos temas”.
-¿Pensó en echar pie atrás a la renunciar y continuar como intendente?
“Siempre estuvimos disponibles para distintas cosas. Para seguir siendo intendente, asumir otras responsabilidades y, también, disponible para asumir un escaño parlamentario y en esta perspectiva se dio esto último y nosotros seremos útil donde sea mejor para la coalición o para el país”.
-¿Dónde estuvieron los mayores aciertos de su gestión?
“Llevar adelante una serie de obras emblemáticas como las licitaciones de la Ruta D-43 y La Serena-Vallenar. Poder avanzar en la compra del terreno para el nuevo hospital de Ovalle, en el Convenio de Programación de Salud por 250 millones de dólares. Avanzar en el estadio La Portada que se está licitando. El Máster Plan hídrico donde estamos a un mes de conocer los resultados finales y avanzar en el embalse Valle Hermoso”.
Igualmente advierte como un paso adelante la oportunidad de trabajar con las 15 comunas de la Región de Coquimbo. “El poder mejorar la distribución de los recursos y no concentrar todo en La Serena y Coquimbo”.
-¿Pensó que terminaría con un alto respaldo cuando tuvo un inicio complicado?
“Esto no es el trabajo de una persona, sino que de un equipo y mucha gente. También es fruto de no tener mezquindades y ese fue el sello de esta gestión. Independiente de la postura política de cada alcalde y consejero regional, parlamentario, finalmente las diferencias políticas se ven en las elecciones”.
-¿Pero, admite que fue complejo en la parte inicial?
“Sin duda, lo que significa asumir el país después de 50 años que una coalición de derecha no estaba en un cargo de gobernar y asumir en medio de uno de los terremotos más grande de la historia y las restricciones del primer año, pero el 2010 ejecutamos más presupuesto del que teníamos estipulado. Al principio, cuando los actores políticos no se conocen, se advierten más las diferencias. Pero, luego a todos nos conviene, los de izquierda, derecha, centro, que la región avance independiente de quien está en el gobierno o en el municipio”.
-¿Pero, también se planteó abiertamente que usted no tendría las capacidades políticas para llevar una buena intendencia?
“Nunca tuve dudas de las capacidades técnicas. Soy un profesional de larga trayectoria y en eso nunca tuve duda. En las capacidades políticas uno siempre tiene dificultades. No vengo del mundo político y no llevo 20 o 25 años trabajando en política. Fui candidato el 2009 y ahí inicie mi carrera política”.
-¿Se sintió atacado?
“No, es natural que la gente que piensa distinto tenga que hacer su rol de oposición y finalmente nosotros nos dedicamos a trabajar y nunca contestamos los ataques que a mí me parecían que eran descalificaciones y si uno la contesta, se transforma en una escalada que no tiene ningún sentido”.
-El senador Jorge Pizarro en la primera parte fue bastante duro con su gestión..
“El senador Pizarro (Jorge) partió con algo, el alcalde Saldívar también, pero después poco a poco se fueron dando cuenta que podíamos trabajar juntos y las diferencias se tienen que hacer en las elecciones. El resto del periodo hay que trabajar. Desafortunadamente a veces en política se dicen cosas sin pensar”
-¿Le jugó en contra que venía de perder una elección parlamentaria y se pensó que como intendente se preocuparía más de hacer campaña que trabajar por la región?
“El tiempo ha demostrado lo contrario de lo que se decía. Hemos estado dedicados a trabajar con todos, para todos y el tiempo y los resultados están a la vista. Las críticas al principio son naturales y lo importante es que al final no le hagan mellas y tiene que demostrar que lo que dicen no es cierto”.
-¿El episodio de Barrancones (cancelación de termoeléctrica en La Higuera) fue el periodo más complejo de su gestión?
“Claramente, pero uno está al servicio del país y la región y el Presidente de la República tiene la libertad de tomar las decisiones que estime conveniente. En ese episodio cuando el Mandatario me comentó la decisión que iba a tomar y conversamos le dije ‘Presidente, hasta aquí no más llegamos’, pero él me señaló que no”.
-¿Quiere decir que le instaló la renuncia en la mesa del Presidente?
“No, no le renuncié al Presidente, pero lo dejé en absoluta libertad para que tomara las decisiones que encontrara conveniente”.
-¿Fue complejo porque aprobó una iniciativa que se estimaba era clave para el tema energético?
“Bueno, era clave y cumplía con los estándares y todo lo que correspondía y finalmente la Compañía tomó una decisión distinta y eso es resorte de ellos”.
-¿El episodio de Barrancones fue un cheque en blanco a su gestión para que difícilmente en el futuro lo pudieran tocar?
“No, bajo ningún punto de vista y uno siempre está a disposición del Presidente de la República y jamás voy a colocar condiciones de ningún tipo al Presidente Piñera y a ningún presidente de mi coalición”.
-¿Cuándo habla de errores, uno de ellos fue el instructivo de las faldas para las funcionarias al interior de la intendencia?
“Esa es una anécdota, hay cosas mucho más relevantes que uno puede hacer o no con la celeridad suficiente y hay cosas que pudimos hacer mejor”.
-Pero , después se intentaron sacar nuevos instructivos en otras reparticiones..
“Es propio del interés de muchos sectores de poder tener un tema que aparte de ser anécdota puede ser entretenido para la opinión pública”.
-¿En una entrevista a finales del 2011 admitió que si le iba bien en las municipales es porque la gente entendería el trabajo del gobierno y si le iban mal sería porque no captarían el mensaje, al final les fue mal, ¿el electorado no comprendió lo realizado por el ejecutivo?
“En general no nos fue bien, ese es un hecho real y concreto. Independiente que en la zona las cosas quedaron tal cual estaban. En concejales hay más de lo que había antes y poseemos el mismo número de alcaldes y tenemos más porcentaje de votos, a pesar de que no se ganó. Se ha dado en el país una suerte de incomprensión respecto de los logros (los enumera pausadamente).. uno podría decir que se han hecho muchas cosas y tarde o temprano la población lo va a reconocer”.
-¿Descarta que se sienta derrotado tras las municipales?
“No, bajo ningún punto de vista. El resultado no es positivo a nivel nacional y a nivel regional pudimos haberlo hecho mejor sin duda alguna”.

INDEPENDENCIA TOTAL
¿Cree que no fue adecuado el modelo que se definió para enfrentar las elecciones y sobre todo no involucrarse en las municipales?
“Nosotros entendemos de que uno está para gobernar no para estar haciendo campañas políticas y, por tanto, son los partidos los que hacen las campañas políticas y no estábamos dispuestos a hacer cuestionados ni criticados por intervencionismo ni nada por el estilo”
¿Defiende la forma cómo se actuó en las municipales?
“No es posible que una autoridad de gobierno esté en horario de trabajo y con recursos fiscales haciendo campañas políticas. Uno podría asistir un día sábado o domingo a acompañar a algún candidato, pero nada más allá de eso, pero no puede el aparato del Estado involucrarse en campañas políticas”.
-Pero, sí en Coquimbo y en Los Vilos podrían haber resaltado en cada discurso la labor del Gobierno y lo hecho en este tiempo…
“Así lo hicimos, pero finalmente esta es una región difícil. Hay que considerar que de 15 alcaldes sólo 3 son de gobierno. De 6 parlamentarios uno es de gobierno y uno es senador. De los 94 concejales, 22 eran de la alianza y hoy día tenemos 28 de nuestro sector y mantuvimos los tres alcaldes y logramos obtener una comuna que es emblemática y estratégica como La Higuera y una comuna grande como Ovalle”.
Gahona tiene claras las expectativas para el 2013. Obtener tres diputados en la región y mantener el cupo senatorial. Pero, para ello asegura que los partidos políticos, “tienen que hacer un trabajo, mucho más profundo y en eso yo estoy dispuesto y abierto para colaborar con mi partido”.
¿Siente que se generó mucha expectativa en Coquimbo y perdieron la madre de todas las batallas?
“Había expectativas de tener buenos resultados en todas las comunas de la región, claramente. Coquimbo fue una alternativa y una posibilidad interesante, pero sacamos bastante más votación de la que teníamos en la última elección municipal. No alcanzó pero creemos que se hizo un buen trabajo”.
¿El resultado en las municipales no le afectará en sus pretensiones parlamentarias?
“Son elecciones distintas y centrada fundamentalmente en que los alcaldes que están en ejercicio corren con bastante ventaja. La parlamentaria, es una elección más política”.

LA INSTITUCIONALIDAD EN ACCIÓN
-Se criticó que al salir los gobernadores más el intendente existió un vacío de poder, ¿comparte ese cuestionamiento?
“No creo, claramente queda demostrado que hay una institucionalidad. Chile es un país ordenado, que tiene su normativa y hoy día tenemos un nuevo intendente, gobernadores subrogantes y no le quepa duda de que los gobernadores provinciales titulares muy pronto los tendremos también nombrados”
¿Es complicado salir anticipadamente del cargo?
“Sí, yo creo que quince meses es demasiado, pero así fue modificada la Constitución”
¿Su apuesta parlamentaria no es “sandía calada”?
“Por supuesto que no. Yo estoy dispuesto a primarias, a lo que sea necesario dentro de mi partido o de la Coalición. No tengo mayor inconveniente en eso, para eso nos hemos preparado y mi rol ahora es defender la obra del presidente Piñera y del gobierno regional frente a cualquier situación o crítica porque uno estuvo adentro y sabe exactamente cómo suceden las cosas,”.
¿No es un riesgo en lo personal el tema de las primarias?
“Uno tiene que estar dispuesto y someterse a toda la institucionalidad que defina cada partido político y eso lo tengo absolutamente claro y no tengo ningún inconveniente en poder ir a una primaria o si no hay alguien que quiera competir en una primaria, poder ir directamente. Creo que es muy bueno que haya una primaria porque eso permite, como lo yo denomino, ejercitar el músculo electoral”.
-Hasta ahora se habla de una postulación a diputado, ¿Existe la posibilidad de que se convierta en candidato a senador?
“No, no lo he pensado, no lo tengo previsto. En lo personal tengo mi candidato a senador que es Gonzalo Uriarte. Lo voy a apoyar con todas mis fuerzas”.
¿Complica que cada cierto tiempo se plantee que se traerá en su reemplazo una figura nacional acá?
“El senador Uriarte tiene el suficiente peso, trayectoria, capacidad de trabajo, carisma y el liderazgo para llevar adelante su candidatura senatorial. No tengo ninguna duda de ello y al final nosotros estamos aquí precisamente para apoyarlo”
¿Cuánto le puede afectar el bajo nivel en las encuestas del Presidente Sebastián Piñera?
“La ex presidenta Michelle Bachelet salió con una alta adhesión popular e igual perdieron las elecciones, por tanto aquí las cosas no son tan lineales como usted la plantea. Por tanto, a nosotros no nos preocupa el nivel de adhesión que pueda tener el Presidente, nos gustaría que fuera muchísimo más, pero para efectos de la elección que viene ese es un tema que va a depender mucho de cuán efectivo y cuánta adhesión pueda lograr el candidato presidencial que tengamos como Coalición”.
¿Trabajará por usted, Gonzalo Uriarte y Laurence Golborne como candidato presidencial o se inclinará por Andrés Allamand?
“Si usted me hubiera hecho esta pregunta antes de las 12 del día (jueves) le hubiera dicho que nosotros somos prescindentes, pero como me la hace después de las 12 del día cuando ya no soy intendente, por supuesto que apoyo irrestrictamente a Laurence Golborne. Sin embargo, si en una elección primaria es Allamand, a quien admiro muchísimo, no le quepa ninguna duda que con la misma fuerza que trabajaría con Laurance Golborne, lo haría por Andrés Allamand”.
¿Cómo advierte una competencia con el ex alcalde Raúl Saldivar, el mismo quien le hizo una protesta fuera de la Intendencia?
“Creo que Raúl Saldívar, al poco andar, se dio cuenta de que no era la forma en que había que relacionarse y estoy seguro que si usted le pregunta le va a contestar de la misma manera como le voy a contestar yo. Creo que después de ese episodio trabajamos muy bien sacando adelante proyectos tremendamente relevantes (las enumera con pasión) y la verdad es que, lejos de ese episodio, no me gustan las revanchas ni nada por el estilo”.
-Se indicó que un sector del Gobierno Regional había trabajado abiertamente por Jacob para tratar de sacar de escena a Raúl Saldívar, ¿fue cierto?
“A mí no me consta. La verdad de las cosas es que nosotros como gobierno bajo ningún punto de vista nos vamos a inmiscuir y tampoco intervinimos en ninguna campaña primaria del bloque opositor. Por tanto, creo que Roberto se ganó legítimamente el derecho de ser candidato a alcalde por la Concertación y no creo que la derecha le haya ayudado a ganar, ni mucho menos a ganar la elección”.

GABINETE DE LOS MEJORES

••• ¿Cómo enfrentó las quejas iniciales de Renovación Nacional respecto que había instalado a mucha gente UDI, mientras que la gente de RN que apoyó a Sebastián Piñera quedó un marginada?
“Cuando uno mira el gabinete y cómo está conformado, yo diría que las fuerzas están absolutamente parejas. El Presidente nos pidió que buscáramos a los profesionales más idóneos y eso fue lo que hicimos. Que no efectuáramos cuoteo político y eso fue lo que hicimos. Por tanto es propio de la gente que por alguna razón no pudo incorporarse al gobierno y es legítimo que sienta esas diferencias”.
¿Pensó que su sector sería más crítico que la propia oposición?
“Al principio, pero después se fueron dando cuenta que el Estado o el Gobierno no es un botín y que esto no se trata de distribuírselo entre los amigos y entre los que trabajaron en una campaña política ni nada por el estilo. Lo que nosotros tenemos que hacer es tratar de llevar a la gente más competente y más adecuada para los distintos cargos de gobierno y creo yo que eso es lo que hicimos”.
CON PERFIL PROPIO
¿Al retirarse de la intendencia, sale más político o sigue siendo ciudadano como en su campaña del 2009?

“Sigo siendo ciudadano y creo que no voy a cambiar mucho eso. Evidentemente hay una lógica política mayor, por lo menos la gente que me rodea en el ámbito político y sobre todo de la oposición me dicen que resulté bastante más político que muchos de los que hoy día están”.
-¿Eso ayudará para que no lo critiquen ahora que no tendrá el aura de ser intendente?
“Lo que pasa es que si tú siembras vientos vas a cosechar tempestades. Se trata de poder avanzar. Lo que yo tengo que lograr como candidato a diputado es que la gente sienta que yo les sirvo para algo. Lo que no puede pasar es que la gente mire la papeleta electoral y diga ‘¿de qué me sirve Gahona y en qué gravita en mi vida un candidato?’. Si no logramos gravitar en eso volverá a pasar lo que pasó en estas elecciones municipales donde la gente decía que habían 40 – 45 candidatos a concejal que a muchos de ellos ni siquiera los conocían. Lo que tenemos que lograr es que la gente sienta que uno le sirve para algo.

Fuente original: Artículos